Ilusiones, ideas y trompazos

Feb 15, 2018

¿Qué es una startup? En un artículo de Forbes podemos encontrar algunas definiciones:  “Una startup es una empresa que trabaja para resolver un problema cuya solución no es obvia y el éxito no está garantizado”“Una startup es un estado mental.

Por su lado la RAE o la Fundéu recomiendan el término “empresa emergente” para sustituir dicha expresión.

A nosotros todo esto se nos queda corto y me gustaría explicar por qué. Hace unos diez años nacía Total Publishing y por el camino que hemos emprendido desde entonces no sé si nos podríamos definir como startup, pero lo que es seguro es que las comprendemos perfectamente. El comienzo está lleno de excelentes ideas, muchísima ilusión y poco dinero.

En nuestro caso, un espíritu de trabajo frenético y adictivo pronto nos empapó a todos los socios y tuvimos que aprender a hacer tareas que nunca hubiéramos soñado a lo largo de nuestras respectivas (y modestamente solventes) carreras profesionales. Aprendimos más allá de lo que puede ofrecerte un máster o una universidad.

Es un espíritu que creemos que sigue impregnando a la compañía y que resulta fundamental como combustible para que una pyme o en este caso una startup pueda funcionar. Una atmósfera que nos gusta pensar que se sigue respirando hoy en día en nuestra empresa y que creemos que ha contagiado a todos los que trabajan con nosotros.

Las ideas, brillantes o no, alimentaron nuestros primeros pasos y poco a poco nos han ido metiendo en líos y éxitos que hemos ido superando, porque morir de problemas es casi tan probable como morir de éxito para una startup.

Y es que el ingrediente fundamental de una startup es sin duda el de los trompazos, los tropiezos que provocan esa sensación de “ya está, aquí se acabó todo”, pero que sacan de cada uno de los componentes de la empresa una energía difícil de identificar. Es una mezcla de cabezonería, orgullo e instinto de supervivencia que hace que se superen problemas técnicos, fiscales, económicos, anímicos…

Es triste leer que la mitad de las startups no llegan a triunfar y que grandes proyectos se consumen antes de llegar a puerto, pero la otra lectura es que a los que pusieron en marcha el proyecto nadie les va a quitar nunca el haberlo intentado, y lo que han aprendido con los trompazos del camino, que por experiencia os podemos decir que son tremendamente educativos.

Y como siempre hay un motivo… ¿por qué estoy contando esto? Pues porque desde Total Publishing esta afinidad con las startups no se limita a la empatía. Llevamos desde 2014 con nuestro concurso para emprendedores llamado Small&Smart al que se presentaron 300 proyectos, en el que repartimos más de 75.000 euros en premios gracias a los patrocinadores y del que lanzamos dos ediciones más.

Pero este año hemos decidido que no nos conformamos y con el nombre Small&Smart lanzamos un proyecto más ambicioso con una plataforma que abarca contenidos, eventos y por supuesto el concurso. Otra idea que como todas tiene el potencial de convertirse en trompazo, pero que tenemos la corazonada de que será todo un éxito.

Gustavo de Porcellinis

Gustavo de Porcellinis

Director Comercial de TPNET

Contacto