¿Dónde está mi click?

Feb 1, 2018

Los que nos dedicamos por vocación y/o accidente al mundo editorial on-line invertimos denodados e ingentes esfuerzos para conseguir lectores. Al principio, observando los lustrosos gráficos que producen herramientas de tráfico como Google Analytics, es fácil caer en la tentación de confundir visitas con lectores.

Sin embargo, más pronto o más tarde descubrimos que por esa puerta se han colado robots de todo tipo y sobre todo navegantes despistados que creen encontrar en su buscador o red social algo que les interesa pero pronto descubren que no es así y huyen despavoridos sin volver la vista atrás (no vayan a convertirse en sal).

Pronto aprendemos a fijarnos mejor en esas estadísticas y tener en cuenta otros datos como el tiempo medio en página o la tasa de rebote para descubrir cuántos lectores tenemos de verdad y no clicks más o menos accidentales a los que no interesan nuestros contenidos. Porque nuestro trabajo es hacer contenidos de interés, no poner cepos para que los internautas entren en nuestras páginas siguiendo un quimérico “no te vas a creer…”

¿Y todo esto por qué si aparentemente la clave de ganar escandalosas cantidades de dinero es la de conseguir visitas a toda costa y aparecer en cabeza de los ránkings más prestigiosos? No lo sabemos, igual es una terrible enfermedad contraída en las redacciones donde hace ya años volcábamos nuestros sudores en papel, pero el caso es que no lo podemos evitar: queremos “readers” no “clickers”.

¿Y por qué os contamos todo esto? En realidad porque tal y como escribe en su blog el polémico Bob Hoffman, “hay una batalla por el alma del marketing. Es una lucha entre dos fuerzas en competencia: la tecnología y la sabiduría”. Nuestra propuesta para ganar esta batalla por el alma del marketing es ofrecer acciones relevantes desde un soporte relevante que se dirige a una audiencia relevante.

Ya hay estudios que consideran que por muy inteligente y tecnológicamente avanzada que sea la publicidad en Internet, resulta la más molesta e invasiva de todas, así que cuidar a nuestros lectores no solamente es hacer buenos contenidos sino hacer buen marketing.

Y con eso ganamos todos.

Gustavo de Porcellinis

Gustavo de Porcellinis

Director Comercial de TPNET

Contacto